Ir al contenido principal

Última entrada del año



Esta será la última entrada del año, un 2015 especial, en el que hubo momentos muy buenos, nuevas experiencias, otras no tan buenas, he conocido a lectoras y amigas que son unos cielos de persona y que me animan muchísimo y con las que espero mantener una hermosa amistad por años.

Mi resumen del 2015, es que ha sido un año muy bueno, en el que he podido publicar mi segunda novela de romántica gay: Eres mío...





También he publicado mi primer cuento ilustrado infantil, junto a mi gran amiga, Cristina Oujo quien hizo las ilustraciones, una novela cortita para los más pequeños de la casa; Rapunzel...





Y sí, sé que tengo mucho pendiente por publicar, pero sigo escribiendo cada día varias novelas, una de dragones, otra de cyborgs, dos romántica gay,... y muchas sorpresas más que espero, y cruzo los dedos para que se cumpla mi deseo, se publiquen a lo largo del 2016.



Este año he participado en la II Antología Solidaria ARI, 27 susurros de Amor, como coordinadora, correctora y autora de un relato titulado: Un dragón bajo mi cama.





Ha sido todo un orgullo poder trabajar con tantas autoras a las que admiro muchísimo, y a muchas de ellas las llamo amigas. Gracias chicas por no dudar ni un segundo en embarcaros en esta solidaria aventura.


También este año he participado en el RA, conociendo en persona a muchas amigas, tanto autoras como lectoras, a las que deseaba abrazar fuerte. Fue una experiencia hermosa que espero repetir otro año. 





(En la pantalla podéis ver mi foto como autora arriba en el medio jejejeje, que ilusión me hizo verme, y sí, iba a estar en una de las mesas pero no me gusta hablar en público y al final dije que no, me gustó mucho la experiencia de espectadora, y me lo pasé muy bien en el evento. Os recomiendo acudir si podéis)



En abril participé con un relato romántico gay, en una Antología Solidaria titulada Ailofiu. Fue una experiencia gratificante y me encanta la novela, y que sea solidaria. Me lo pasé muy bien escribiendo mi relato, Nunca digas no a un lobo feroz, en el que -y lo reconozco- volqué un poco de mi vena Trekkie, jajajaja.





Como novedad, este año he publicado dos de mis novelas en portugués; Sedento de amor y Beleza sombría, gracias a mi traductora Natasha Aidan, sin ella no habría sido posible esta nueva andadura como escritora. En el 2016 espero publicar una tercera novela en portugués y sorprender a quienes les den una oportunidad. 

Muito obrigada!!!







A nivel personal, ha sido un gran año, y espero y deseo que el 2016 sea muchísimo mejor, tanto para mi familia, mis amistades y para mí, y que podamos cumplir nuestros sueños y proyectos futuros. 

¡¡¡¡Me encantan los koalas!!!!







Os deseo a todas unas Felices Fiestas y un Próspero Año Nuevo 2016, en el que todos vuestros sueños se cumplan.

Mañana tocará tomar las uvas. llevar algo rojo y abrazar el inicio de un nuevo año con la ilusión de que será un GRAN AÑO.






¡A por el 2016 con ilusión, ganas, entrega, pasión, amistad, buena compañía y muchísimo amor!






Comentarios

Entradas populares de este blog

Relato Nunca digas no a un lobo feroz de Ursula Brennan

Con un poco de retraso comparto con todas, por el día del Libro, mi relato Nunca digas no a un lobo feroz, un relato divertido y como no, romántica gay. Espero que os guste, para poder comprender un poco la historia os recomiendo leer antes el relato Nunca hagas enfadar al lobo feroz. 



LINK DEL RELATO 


Es necesario leer Nunca hagas enfadar al lobo feroz para poder comprender mejor la historia de Nunca digas no a un lobo feroz. 





Registro Safecreative: 1503133451057
Imágenes de la portada: Pixabay


Nunca digas no a un lobo feroz
Ursula Brennan




Ponme otra. Liam O´Brian negó con la cabeza mirando con pesar al humano que tenía frente a él al otro lado de la barra, no era habitual verlo por el bar sin la presencia de Kenneth pues habitualmente acudían al local juntos desde que los dos se conocieron en la Academia. Olisqueó el aire notando el olor a embriaguez que sudaba el policía por cada poro de su piel. Se le veía pálido, más delgado que la última vez que estuvo en el bar hacía un mes y con u…

Microrelatos y primeros dos capítulos de Un dragón para Navidad, de regalo

Buenos días a todas!
Espero que paséis una buena semana, sí, sé que llevo un tiempo sin actualizar el blog, pero suelo emplear más Facebook, pero bueno, intentaré al menos actualizar el blog dos veces por mes para ir contándoos cositas y/o subir regalos.
Hoy toca subir regalos, pero antes, os quiero animar a seguirme por las redes sociales (no os pasa que hay días que las horas vuelan mientras revisas Facebook, Twitter, o Instagram-de esta no tengo mucha idea, solo subo alguna imagen de vez en cuando, lo siento-) 






En el grupo Apasiónate con ARI, de Facebook inicié el RETO/Microrelato, donde se sube una imagen y se anima al grupo a escribir microrelatos basados en esa imagen, cuando se llega a cinco, se sube otra imagen y así, de lunes a jueves por la noche.
Voy a compartir con todas algunos de mis microrelatos, espero que os gusten. Los hay de todo tipo, románticos, divertidos, de terror, un poco de todo.



Foto RETO

La música de Verdi envolvía el luminoso salón. La mesa decorada exquisit…

Primeiros capítulos de Beleza sombría e Sedento de amor

Boa tarde;
Concordo com todos os primeiros capítulos de meus dois romances Beleza sombría e Sedento de amor que  estão à venda na Amazon em ebook.
Espero que você goste.






PRÓLOGO

Vancouver, primavera 2005
Local Moon´s Bitte

As luzes de neon do local brilhavam com intensidade atraindo aos homens que circulavam pelas ruas aquelas altas horas da noite. A música que se escutava dentro do local tocava com força enlouquecendo com o seu frenético ritmo, aos que dançavam na pista. Os garçons si moviam fluentemente entre os clientes equilibrando bandejas com as bebidas. Aquela noite a festa duraria até perto da meia-noite, e ninguém queria perder nem um segundo. Desde o fundo do local, uma jovem de não mais de vinte e cinco anos observava a pista desde a escuridão, se escondia na zona que se abria de dia como restaurante. Como cada noite, esperava a que se fossem os clientes para limpar o bar junto aos demais garçons e preparar o local para o dia seguinte.

Duas horas depois…

—Me diz que esta é a últim…