martes, 4 de febrero de 2014

Un martes con noticias


Feliz Martes a todas!!!!!!!!

Muchas novedades no hay, sigo escribiendo mucho, y espero daros algunas sorpresitas futuras jejejeje, leyendo mucho y reseñando las que me gustan muchísimo.

Esta vez he leído una novela que me enamoró!!!!! Me encantó, en cuando lo empecé no paré de leerlo hasta que lo terminé, quedé abducida, es hermosa la historia y os la recomiendo!!!!






Seth me sigue dando sorpresas, y espero que cuando la publique en inglés también encuentre su huequito, aunque es un sueño casi imposible pues el mercado de EEUU tiene novelas impresionantes y mi inglés aunque ha mejorado seguro que tiene muchísimas errores, pero por soñar que no quede jejejeje. Ya os iré contando a ver que tal.


Os dejo una imagen que colgó el blog Nadando entre palabras, donde se ve su ereader con mi novela, que ilu más grande me hizo verla!!!!!!!






Y como regalo, os quiero dejar un extracto de una novela que estoy ampliando y corrigiendo de las 6 que estoy ampliando jajajajajajaja, ainsss y eso que me estoy centrando, pero bueno, es lo que hay, me gusta escribir varios proyectos a la vez.






Extracto:

"—Así que él te llevó tres veces a la cárcel.
S. enrojeció ante las palabras de B., y negó con la cabeza.
—La verdad es que la culpa de acabar en los calabozos fue mía, cada vez que lo veía gritaba como una posesa que era un vampiro, hasta una vez en medio del IKEA lo ataqué con una pata de un armario que estaba expuesta— al ver la mirada de B. que le decía claramente “pero tú te volviste loca o que”, confesó—. Tenía miedo de él, pero sobre todo de lo que me hacía sentir cada vez que estaba cerca de mí, así que intenté empalarle con una estaca, y a falta de estaca cogí una pata de madera y…—negó con la cabeza no queriendo recordar más de esos días, en los que saltaba por nada, en los que miraba hacia atrás todo el rato creyendo que él estaba cerca—…si acabé en los calabazos fue por mi culpa. 
Esta vez B. se giró y miró hacia donde estaba el vampiro en silencio, mientras J. conducía con una sonrisa disfrutando de la imagen del vampiro atravesado por una pata de madera en medio del IKEA.
—Así que tú la acosaste hasta que te aseguraste que ella iba a aceptar ser tu compañera y tú lo perseguías con una “estaca” —apuntilló con los dedos, un gesto que hizo en el aire sonriendo abiertamente—, por media ciudad. Sois tal para cual. "




Feliz Martes!!!!!!!!!!!!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario