Ir al contenido principal

Popurri de novedades y relato de terror....


Que rápido ha pasado el verano, fue un visto y no visto, y la verdad es que espero que siga hasta Octubre el buen tiempo, que quiero sol no lluvia!!!!

No he podido comenzar mejor el mes de Septiembre, mi novela Belleza Oscura está en la página 4 de los más vendidos de Romántica en Casa del Libro junto a dos autoras muy buenas, Lena Valenti y Chris Axcan.



Seguimos con las buenas noticias, mi novela Pasiones Oscuras (compuesta por varios relatos eróticos a un precio increíble!!) entró de  nuevo en el TOP 100 de los más vendidos en ficción erótica en Amazon.es!!!!!!




Y mi novela Adicción a la noche, mi primera novela homoerótica sigue desde que la publiqué en el TOP 100 de los más vendidos en ficción gay y lesbiana en Amazon.com, subiendo y bajando pero manteniéndose entre los 40 primeros puestos, hace unos días estuvo en el puesto nº1!!!! que ilusión me hace ver que esta historia tiene tan buena acogida porque le tengo mucho cariño.






Y ahora de regalo...un relatín de terror, es pequeñito pero espero que os guste!!!!!

Ya me diréis, de nuevo recordaros que los comentarios son gratuitos jejejejejeje, y que cada relato, poema o capítulos de novela están registrados, protegidos legalmente a través del registro de la propiedad intelectural, safecreative y la protección del blog con su ibsn.






Los ojos de la muerte



El eco de un continuo goteo era lo único que escuchaba. Mis ojos estaban fijos en el irregular y oscurecido techo. No me resultó familiar, aunque parecía que estaba en una cueva. Intenté girar el cuello para mirar a mí alrededor. La angustia me acosó con fuerza, porque no podía moverme. Lo intenté esta vez con los brazos, con las piernas,…nada. No se movieron ni un centímetro, mi cuerpo no respondía a mis angustiosos deseos, a mi agónica súplica. La rigidez de mi cuerpo era asfixiante. 
Quise gritar, pero un mudo gemido brotó de mis entreabiertos y resecos labios. Ni siquiera podía parpadear, alejarme de aquella realidad por unos segundos, buscando la liberación de mi mente a través del sueño. Estaba completamente paralizado, con la boca entreabierta, los ojos abiertos y fijos hacia el techo. Podía verlo todo con claridad. 
Un crujido a mi izquierda me alertó. El corazón comenzó a bombearme con fuerza, con furia, golpeando mi caja torácica con un ritmo enloquecido. Pude verlos. Como se acercaron a mí. Como se agacharon hasta quedar pegados a mi cara. Miedo, crudo, gélido, atragantándome con su amargo sabor. El corazón parecía que iba a escaparse de mi pecho
¡Oh, Dios mío! Sus horrendos y deformados rostros blanquecinos mostraban placer, sus labios estaban agrietados, cosidos con gruesos hilos negros y se abrían y se cerraban emitiendo un gutural sonido muy parecido a la risa. 
Les pude mirar a los ojos, no podía apartar la mirada ni aunque lo desease con desesperación, la rigidez de mi cuerpo me lo impedía. Esos ojos oscuros, sin vida…., pude percibir un brillo malvado de sadismo. 
Antes de pudiese volverme loco, sin poder creer que aquello no era una pesadilla, que el frío de mi cuerpo, el dolor de mis miembros rígidos era real, llegó el primer corte. El dolor fue intenso, brutal, abrasándome de pies a cabeza, como una lengua de lava recorriendo velozmente mis venas. Me mostraron el fino cuchillo que emplearon para cortarme. La sangre estaba caliente cuando goteó en mi cara. 
Los siguientes fueron seguidos, profundos, cuidados, y lo peor de todo no era el dolor, el agudo dolor que se agolpaba en mi pecho, en mi cuerpo, era la imposibilidad de moverme, de gritar. Era ver cómo estaban despedazándome lentamente, disfrutando de cada corte, recreándose con la sangre que manaba de mis heridas y que inundaba el fétido lugar con su dulzón y metálico aroma. 
Estaban cortándome en trocitos como si fuera un mero trozo de carne, mirándome a los ojos con cada corte, disfrutando al ver el miedo, el dolor, la desesperación, las ansias de encontrarme con la muerte, en mis dilatadas pupilas.
Como si leyesen mi mente, una voz grave y ronca rompió el silencio del lugar:
—Jugaremos contigo, eternamente.
Aquel era un infierno, una celda en la que me atraparon, en la que estaría atado…para siempre, y mis gritos silenciosos me acompañarían en aquella tortura eternamente. 




Feliz inicio de semana!!!!!!!


Comentarios

  1. Muy bueno guapa, que angustia... y enhorabuena! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapísima!!!!!!! Muchos besitos

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, me identifico con el relato cuando el banco me va cobrando facturas, es igualito jajaja
    Mi mas enhorabuena por tus ventas! Que siga subiendo!
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!! Me alegra que todo te este saliendo de maravilla ^^ sinceramente lo mereces.

    El relato me gusto muchisimo. Desesperado e intenso. El mio lo tendre prontito ;) jejeje

    un saludito y besos!!! ^^

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Relato Nunca digas no a un lobo feroz de Ursula Brennan

Con un poco de retraso comparto con todas, por el día del Libro, mi relato Nunca digas no a un lobo feroz, un relato divertido y como no, romántica gay. Espero que os guste, para poder comprender un poco la historia os recomiendo leer antes el relato Nunca hagas enfadar al lobo feroz. 



LINK DEL RELATO 


Es necesario leer Nunca hagas enfadar al lobo feroz para poder comprender mejor la historia de Nunca digas no a un lobo feroz. 





Registro Safecreative: 1503133451057
Imágenes de la portada: Pixabay


Nunca digas no a un lobo feroz
Ursula Brennan




Ponme otra. Liam O´Brian negó con la cabeza mirando con pesar al humano que tenía frente a él al otro lado de la barra, no era habitual verlo por el bar sin la presencia de Kenneth pues habitualmente acudían al local juntos desde que los dos se conocieron en la Academia. Olisqueó el aire notando el olor a embriaguez que sudaba el policía por cada poro de su piel. Se le veía pálido, más delgado que la última vez que estuvo en el bar hacía un mes y con u…

Microrelatos y primeros dos capítulos de Un dragón para Navidad, de regalo

Buenos días a todas!
Espero que paséis una buena semana, sí, sé que llevo un tiempo sin actualizar el blog, pero suelo emplear más Facebook, pero bueno, intentaré al menos actualizar el blog dos veces por mes para ir contándoos cositas y/o subir regalos.
Hoy toca subir regalos, pero antes, os quiero animar a seguirme por las redes sociales (no os pasa que hay días que las horas vuelan mientras revisas Facebook, Twitter, o Instagram-de esta no tengo mucha idea, solo subo alguna imagen de vez en cuando, lo siento-) 






En el grupo Apasiónate con ARI, de Facebook inicié el RETO/Microrelato, donde se sube una imagen y se anima al grupo a escribir microrelatos basados en esa imagen, cuando se llega a cinco, se sube otra imagen y así, de lunes a jueves por la noche.
Voy a compartir con todas algunos de mis microrelatos, espero que os gusten. Los hay de todo tipo, románticos, divertidos, de terror, un poco de todo.



Foto RETO

La música de Verdi envolvía el luminoso salón. La mesa decorada exquisit…

Primeiros capítulos de Beleza sombría e Sedento de amor

Boa tarde;
Concordo com todos os primeiros capítulos de meus dois romances Beleza sombría e Sedento de amor que  estão à venda na Amazon em ebook.
Espero que você goste.






PRÓLOGO

Vancouver, primavera 2005
Local Moon´s Bitte

As luzes de neon do local brilhavam com intensidade atraindo aos homens que circulavam pelas ruas aquelas altas horas da noite. A música que se escutava dentro do local tocava com força enlouquecendo com o seu frenético ritmo, aos que dançavam na pista. Os garçons si moviam fluentemente entre os clientes equilibrando bandejas com as bebidas. Aquela noite a festa duraria até perto da meia-noite, e ninguém queria perder nem um segundo. Desde o fundo do local, uma jovem de não mais de vinte e cinco anos observava a pista desde a escuridão, se escondia na zona que se abria de dia como restaurante. Como cada noite, esperava a que se fossem os clientes para limpar o bar junto aos demais garçons e preparar o local para o dia seguinte.

Duas horas depois…

—Me diz que esta é a últim…