Ir al contenido principal

Próximamente....

Esta es mi entrada 200 del blog!!! y quiero dedicársela a mi próxima publicación, una locura que surgió de un sueño y con la que me lo estoy pasando muy bien escribiéndola.

Espero que os guste y os animéis a darle una oportunidad.




Género: erótico
Próximamente...

Extracto 1: 



" —Me voy a correr. 
—Voy yo y me lo creo —bufó en alto Deanna Wraith cogiendo un puñado de palomitas con sabor a mantequilla. 
—Oh, oh, oh. Más, más, dame más.
—Pero que buen diálogo. Seguro que el guión lo ha escrito un hombre, sólo ellos pueden pensar que con que nos toquen un pecho y nos muestren su gran miembro nos vamos a correr de gusto —ironizó entre dientes, sin dejar de mirar con atención la gran pantalla de televisión que tenía instalada en medio del salón. Llevaba apenas media hora de película y la actriz que interpretaba el papel de ama de casa aburrida de su marido, se estaba tirando al tercer hombre que timbró su puerta. "


Extracto 2:


"—¡No me gustó nada! Me pareció carente de argumento, con escenas absurdas, la ambientación pésima, unos giros de cámara que mareaban y…
—¿Pero de que coño hablas? ¡Si solo es una peli porno! Lo único que tenías que fijarte era en como se la tiraban, en como la preparaban para…
—¿De qué preparación hablas? Solo la tocaban y zumba, para dentro. Y ella gimiendo como una loca, ¿te parece eso real?"


Extracto 3:



"—Debí habértelo regalado por tu cumple antes que el vibrador, pero es que chica, Philip tenía una cara de vaquero que creí que necesitarías a Hugh para disfrutar un poco.
Vale, lo de Hugh lo había entendido, es como llamó al vibrador cuando se lo entregó Alicia. Aún recordaba ese día, cuando en medio de una concurrida cafetería abrió el paquete y… El bochorno que sintió cuando todo el mundo se la quedó mirando fue horroroso. ¿Cómo se le había ocurrido a Alicia decorar al gran Hugh con un lacito rojo? 
Pero lo de que Philip tenía cara de vaquero…
—¿Por qué dices que tenía cara de vaquero?
Alicia sonrió antes de responder:
—Porque desenfundaba rápido y de vez en cuando su arma se le engatillaba. 
Deanna rompió a reír, acompañando las carcajadas de su amiga.
A partir de ahora se acordaría de aquello. Philip el vaquero, quien blandía orgulloso su arma de gatillo fácil."


Extracto 4:


"—Lo que yo prefiero es probar nuestros productos, no toda esta mierda teórica.
Donovan le miró con una sonrisa ladeada.
—Vaya, no sabía que te gustaba usar el dildo —le echó un vistazo claramente burlón de la cabeza a los pies deteniéndose unos segundos a la altura de la cadera —. Por eso cuando estás sentado te remueves tanto en el sitio, no es porque odies trabajar si no porque te escuece el culo.
Micheal le fulminó con la mirada, a un paso de borrarle la burlona sonrisa con un puñetazo. "




Próximamente


Ardiente y necesitada





Comentarios

  1. Wow!, me leí los extractos y quedé con ganas de leer más!, jejeje

    Seguro que esta nueva novela tuya, será todo un éxito!

    Saludos y besos guapa, muak!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Dulce!!!
    Eso espero, muchos besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Relato Nunca digas no a un lobo feroz de Ursula Brennan

Con un poco de retraso comparto con todas, por el día del Libro, mi relato Nunca digas no a un lobo feroz, un relato divertido y como no, romántica gay. Espero que os guste, para poder comprender un poco la historia os recomiendo leer antes el relato Nunca hagas enfadar al lobo feroz. 



LINK DEL RELATO 


Es necesario leer Nunca hagas enfadar al lobo feroz para poder comprender mejor la historia de Nunca digas no a un lobo feroz. 





Registro Safecreative: 1503133451057
Imágenes de la portada: Pixabay


Nunca digas no a un lobo feroz
Ursula Brennan




Ponme otra. Liam O´Brian negó con la cabeza mirando con pesar al humano que tenía frente a él al otro lado de la barra, no era habitual verlo por el bar sin la presencia de Kenneth pues habitualmente acudían al local juntos desde que los dos se conocieron en la Academia. Olisqueó el aire notando el olor a embriaguez que sudaba el policía por cada poro de su piel. Se le veía pálido, más delgado que la última vez que estuvo en el bar hacía un mes y con u…

Microrelatos y primeros dos capítulos de Un dragón para Navidad, de regalo

Buenos días a todas!
Espero que paséis una buena semana, sí, sé que llevo un tiempo sin actualizar el blog, pero suelo emplear más Facebook, pero bueno, intentaré al menos actualizar el blog dos veces por mes para ir contándoos cositas y/o subir regalos.
Hoy toca subir regalos, pero antes, os quiero animar a seguirme por las redes sociales (no os pasa que hay días que las horas vuelan mientras revisas Facebook, Twitter, o Instagram-de esta no tengo mucha idea, solo subo alguna imagen de vez en cuando, lo siento-) 






En el grupo Apasiónate con ARI, de Facebook inicié el RETO/Microrelato, donde se sube una imagen y se anima al grupo a escribir microrelatos basados en esa imagen, cuando se llega a cinco, se sube otra imagen y así, de lunes a jueves por la noche.
Voy a compartir con todas algunos de mis microrelatos, espero que os gusten. Los hay de todo tipo, románticos, divertidos, de terror, un poco de todo.



Foto RETO

La música de Verdi envolvía el luminoso salón. La mesa decorada exquisit…

Primeiros capítulos de Beleza sombría e Sedento de amor

Boa tarde;
Concordo com todos os primeiros capítulos de meus dois romances Beleza sombría e Sedento de amor que  estão à venda na Amazon em ebook.
Espero que você goste.






PRÓLOGO

Vancouver, primavera 2005
Local Moon´s Bitte

As luzes de neon do local brilhavam com intensidade atraindo aos homens que circulavam pelas ruas aquelas altas horas da noite. A música que se escutava dentro do local tocava com força enlouquecendo com o seu frenético ritmo, aos que dançavam na pista. Os garçons si moviam fluentemente entre os clientes equilibrando bandejas com as bebidas. Aquela noite a festa duraria até perto da meia-noite, e ninguém queria perder nem um segundo. Desde o fundo do local, uma jovem de não mais de vinte e cinco anos observava a pista desde a escuridão, se escondia na zona que se abria de dia como restaurante. Como cada noite, esperava a que se fossem os clientes para limpar o bar junto aos demais garçons e preparar o local para o dia seguinte.

Duas horas depois…

—Me diz que esta é a últim…